Servicio Integral del Automóvil Taller

La tapicería de los coches, otra “piel” que cuidar

En muchas ocasiones, en esta sección del blog, nos dedicamos a dar consejos del automóvil, algunos de ellos en torno a la primera “piel” de nuestro automóvil, la carrocería, es decir la chapa y pintura. Hoy nos queremos acercara otra de la que se considera una “piel” del coche y a través de la cual se muestra el paso del tiempo, se trata de la tapicería del coche.

A la hora de cuidar la tapicería de nuestro coche debemos tener en cuenta algunos detalles, los cuales pueden influir en su aspecto y en la conservación de sus propiedades. El mantenimiento de la tapicería es clave a la hora de restar años de antigüedad a nuestro automóvil, ya sea de tela o de cuero.

Consejos para cuidar la tapicería de los coches

  • Aspirar la tapicería con regularidad. Lo aconsejable es entre una o dos veces al mes, para de esta manera evitar que se acumule la suciedad y el polovo.
  • Ante la aparición de manchas, resulta clave actuar con rapidez. Se debe intentar eliminar la mancha en cuestión con un paño húmedo o dependiendo del caso utilizando un cepillo suave.
  • Cuando realizamos la limpieza de la tapicería de nuestro coche y hemos utilizado algún tipo de líquido para eliminar manchas, resulta oportuno dejar que el coche se aireé dejando las ventanillas bajadas. De esta manera estaremos evitando que se formen zonas con acumulación de humedad y moho que generan malos olores.

Se aconseja confiar en los profesionales del automóvil a la hora de eliminar manchas que se puedan considerar de mayor magnitud y que persistan a pesar de haber intentado eliminarlas. En estos casos no es recomendable dejarlas durante mucho tiempo porque podrían ser agresivas y corrosivas para la tapicería de nuestro coche.

Un consejo que se suele repetir por parte de los especialistas en el cuidado del automóvil es que siempre es mejor “prevenir que curar”, por lo que en muchos casos, la clave está en tener precaución y cuidado.

Leave a Comment


*